Los cuatro puntos cardinales son tres: el Norte y el Sur.

lunes, 13 de julio de 2015

Prego

Grom, Corso Buenos Aires, Milan. Una, a.m.

Ícaro



Al aire.

Y sin cuerda.

Con las vergüenzas despatarradas.

Como aquellos niños que esperan que nunca deje de rodar. Caer. Parar.

Las ruinas de aquella antigua fábrica de chocolate amargo se destripan. Se decantan. Los lametazos parecen grumos, la lengüetada acallada, velada... como un stucco granulado en rugosidades que recuerdan la estampa de lo que fué. Y de lo que no se pudo hacer... o dejar.

Son un amasijo circense de hierros incomprendidos por la forja del tira y afloja y retorcidos por las circunstancias, por las pestañas, por las sendas, por los escalofríos más humeantes. Descarnados y atemorizados. Naturales y cómplices. Sacros y blasfemos, la puñalá se juega de frente. En la boca de la cabeza del corazón.

En la nuca de comprender absolutamente cualquier incienso de silencio consumido por el tul de la pureza.

El beso de Judas, las caricias del tren de la vida, las manos quietas, muertas mientras la música de los latidos traquetean hasta el destino del imposible. A las puertas del juego se cruzaron los sentimientos. Que acolchados esperan mejor suerte, porque la suerte sea buena o mala siempre se zurze a la estrella fugaz.

¿ Perpétua ?.... no es de nadie, y luego nadie se convierte en ella.

El homo faber; crea, fabrica, enroca, predispone.

El ludens; juega, compite, avasalla como áquel pequeño diox que deslumbra y pervierte para rendir cuentas y rendirse a lo más noble.

Se arrodillan, siempre los lacayos y servidores, las epístolas y los diezmos se arremangan... fruncen el ceño para rendir pleitesía. Y los dioses, los pequeños hombres y mujeres que se precian por encima del bien y el mal, se funden, se derriten, se suicidan, se extrañan y desvanecen.

La bajan.

La mirada, la guardia, el mentón y el centro del universo, el ombligo.

Y la peonza... quieta, embarrada, como un dedal en el dedo del alma o un antifaz de lo que se debiera deshacer.

La acarician.

Y la puñalada trapera desconoce si... ¿faber o ludens....son su nombre, su sentido, su designio... su quietud ?

Si descansar o seguir jugando.

Si crear o enterrar.

Si cruzar el río de la tristeza o la nostalgia encharcada.

Siempre aparece una añagaza, un recuerdo, una chiquillada, una intrepretación, una decepción o una desilusión.

Pero estamos curados de espantos, todos, todos lo estamos.... incluso aquellos que se precian descender de los monos de feria, de las jaulas doradas, de los barrotes de cera, de los museos de sueños, de las cuatro paredes del aire o del sol negro que la luna amamanta.

Todos jugamos con la peonza.

Unos con mejor suerte.... otros con toda la pena. Algunos con arte y nadie con certeza.

Y al final.... siempre al final... los cuentos o dan vida o te entierran en ella.



Ícaro







19 comentarios:

  1. https://www.youtube.com/watch?v=DT-dxG4WWf4

    Cuánta belleza, en lo que se ve y contempla... en lo que se escucha... en lo que desprendes... y evocas.

    Sabes vivir tan intensamente...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vivir es intensidad.

      Vivir sin ella es morir de vida....

      Eliminar

  2. "Lo peor del eco es que dice las mismas
    barbaridades" (Rincón de Haikus,1999)

    J'ai...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mejor del silencio es que siempre nos contradice.

      15 de julio 2015, Corso San Camillo de Lellis.

      Las íncreibles coincidencias....

      Eliminar
  3. Impresionantes fotos al anochecer del Duomo, solapadas con un escrito tan interesante como cuando el incienso envuelve consumiendo la vida en un suspiro.... De la Barca, te sonreiría...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca antes había llorado de felicidad ante un cumulo de piedras que durante siglos se alzaron de la generosidad de los otros...

      ...a finales de mes publicaré una foto que es mi santo grial.

      De la Barca.... al infinito....

      Eliminar

  4. Y al final.... siempre al final... los cuentos o dan vida o te entierran en ella, a los niños duermen y a los mayores despiertan.

    Felicidades Ícaro por este maravilloso relato tan sumamente cuidado .

    Inmarcesible!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Inefable....Belén... Inefable y boreal...

      Felicidades a ti por el Camino....

      Eliminar
  5. Il Duomo

    Il Umano

    Il Fumo....

    baciare il vento

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada vez que estoy en él... cada vez que lo admiro, cada vez que lo huelo, Il Duomo se hace más pequeño y yo más sereno....

      Eliminar
  6. Cuál es el secreto? Dónde escondes tan misterioso código? ...el único capaz de descifrar la complejidad de las palabras que unes para describir tu yo más intenso...

    Fascinante y complejo relato ...que sólo el alma alcanza a besar.

    Melibea

    ResponderEliminar
  7. Te admiro por como transmites y lo que transmites, maravilloso.

    ResponderEliminar
  8. Pacino, las fotos del Duomo, las letras; las dichas y las por decir; el atardecer... el rojo gualda y el azul celeste...

    ·Emotivo.. singular,... diferente....

    ResponderEliminar
  9. La foto del Duomo es brutal

    Gracias por compartir tantísimas cosas con nosotros

    Un placer, un honor

    ResponderEliminar
  10. Amén o así sea que tanto....

    https://www.youtube.com/watch?v=UJWk_KNbDHo

    Stubborn Love

    ResponderEliminar