Los cuatro puntos cardinales son tres: el Norte y el Sur.

martes, 29 de diciembre de 2015

Querencia

 ....




Usar y tirar.

Gracias. 

Recordatorio cíclico para acordarme de no creerme promesas ni prometer.

Es muy sano.

A la vista está.

Jajajajaja ¡¡¡¡¡

Obras son amores y no, buenas razones.


....



Ícaro






Un lustro a la borda, mientras bordo viejas palabras de amor y viajes a la cicatriz futura.

{Ríome de ayeres endebles y ególatras}


Ayer perdido en el infinito y ahora, en la parvada, en aquella cicatriz que cada vez que la sientes, que la notas, sin ser vista te hierve y te acurruca en el infinito de allende, como bandada de pájaros ícarianos que liban del sol la muerte más lenta pero, por supuesto, esperan que la estrecha vida arreste la última nube antes que encapotado, el cielo llueva sobre mojado...

Y la parvada, da bandazos, mientras el infinito se jacta de ser ayer, antes, nunca.... y el futuro un guiso de rayos de miel grandilocuente, un hilo de voz tullida, unas piernas de manos y unos dedos de ondulados cabellos lacios y grises... turbio paisaje: el infinito endemoniadamente arrastrándose por el plexo de las hormigax y el futuro anclado de las ancas de áquel que sin madre pare el mundo mañana. Que sólo pudo nacer dos veces. Ni una más.

¿Es más que su sabor el gusto a la vida...?

Es todo, el absoluto y el redomado; el perdido y el recordado.

Y se deja macerar, cocinar, en ebullición y al fundirse... se evapora.

Tan sólo queda el regusto, recalcitrante  y agriamente caramelizado... incubando porqués y quizás, desmintiendo inercias y viejas costumbres, destrozando la luz del azul y el azul de su fuente. Manaban chorros de aire puro y escupía su alegría el esputo de lágrimas de dicha. Y ahora, mientras el infinito perdido anda vagando, el maldito recuerdo se enjaula en un laberinto dónde la salida queda eterna y la entrada... sólo es luciérnaga en las noches más cerdas, más perras, más sucias...

¿Es más que su aroma el gusto a la vida....?

Saberse perdido es una forma de encontrar respuesta a los silencios. Saberse en tierra, camas, labios y manos de hoyes y nuncas es un modo de reencontrar el silencio en el vacío. Saberse vacío, pozo del agujero y ranura, muesca de la hierba es un sollozo para que la sonrisa encuentre del silencio la forma de vida... Saberse sin estarse, saberse sin tocarse, saberse desalmado, inocuo... es estirpe de nostalgia y raza de zarzas en el camino... Saberse y no creer en el infinito, es decididamente, la certeza... de que la mar, la orilla y el faro... se quedaron tan lejos que las aguas son columnas de piedras madres y el padre el martillo que las vara....


Ícaro




¿Es más que su recuerdo el gusto a la vida....?

Era mi vida, toda ella. Y ahora, apenas unas horas de volver a tocar una pizca de infinito he comprendido que perdí para siempre todo lo que era pureza, nobleza, humildad y sapiencia. Compromiso. Es una horrenda sensación de orfandad espiritual.

Le susurro...mi vida entera.

Ya no quedan preguntas sin respuesta, ni emociones en los silencios. Ni nostalgia en los matices, ni siquiera una pizca de querencia por aquello que fundió dos vidas en un universo. Ser consciente de esa oquedad inflama las cicatrices y distorsiona la realidad. ¿ Alguien camina por el aire... o nada por tierras angostas...? Ya no lo sé...ni quiero.

Amaré de su recuerdo lo que la luz enamoró al azul. Y sabré caminar por donde el dolor y las cicatrices te recuerdan que por primera vez en vida comprendí el sentido de nuestra existencia:

El camino lo siembra, mima, nutre y protege.. al buen querer.

Y ese, cuando acaba, por acabado o inanimado no es más que el esfuerzo cotidiano por hacer felices, por luchar, por creer y sentir que el infinito es ayer.

Qué mañana quizás no despierte.

Y ahora no siento estar vivo.


  Ícaro ©


{Rescaté del olvido este mugriento escrito. Rescaté del ayer, roído un retal... de como uno mismo crece a semejanza y coraje del hacia delante.}





Ícaro




Insisto, es sanísimo... tanto como beber tres litros de agua al día y de noche....

...tirar de la cadena al acabar.

Y cerrar la puerta, por favor.

Gracias.

La ventana se puede dejar entreabierta.

Corrientes.

9 comentarios:

  1. Desconozco el nombre del autor (ocurre con frecuencia) pero alguien dijo una frase que me pareció muy sabia: "El hombre a quien el sufrimiento no educó, siempre será un niño"
    Tú no corres ese riesgo, Ícaro. Tú lo has paladeado, tragado y vomitado más tarde, en forma de hermosas y poderosas frases... Tú ya eres un hombre... Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Sugestión, deliciosa cara oculta de la otra ciudad.... boite oscura y trepidante.

    Me encanta encontrarme con tu cara oscura y tierna a la vez

    ResponderEliminar
  3. https://www.youtube.com/watch?v=mbnqwbLRDOI

    ResponderEliminar
  4. Querencia.

    Has creado y conseguido un rincón de buenas vibraciones... a través de un talante creativo y constructivo.

    Feliz año nuevo para tod@s !@@!

    Eres genial. No cambies nunca.

    Abraaaazossss

    ResponderEliminar
  5. Gòtic y el Templo.

    Underground y querencia.

    Letras y sopa tibia.

    No te hace falta cuchara.... tienes unos dedos....

    ResponderEliminar

  6. ...como me agrada descubrir que observas hasta en los más réconditos e insospechados lugares....

    Sigue siendo delicioso, descubrir... descubrirte....

    A reseñar:


    Saberse perdido es una forma de encontrar respuesta a los silencios. Saberse en tierra, camas, labios y manos de hoyes y nuncas es un modo de reencontrar el silencio en el vacío. Saberse vacío, pozo del agujero y ranura, muesca de la hierba es un sollozo para que la sonrisa encuentre del silencio la forma de vida... Saberse sin estarse, saberse sin tocarse, saberse desalmado, inocuo... es estirpe de nostalgia y raza de zarzas en el camino... Saberse y no creer en el infinito, es decididamente, la certeza... de que la mar, la orilla y el faro... se quedaron tan lejos que las aguas son columnas de piedras madres y el padre el martillo que las vara....


    Fantástico bichu

    ResponderEliminar
  7. Y así lo he hecho.

    De usar y tirar.

    Pero me ha calado, me ha empapado amigo.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  8. Cuando te pones grotesco me encanta.... ese puntito gamberro y canalla es delicioso.

    El escrito un desparrame.

    Abrazzzzo

    ResponderEliminar