Los cuatro puntos cardinales son tres: el Norte y el Sur.

miércoles, 30 de septiembre de 2015

¿Y qué...?


 
Ícaro






¿Y qué si nos vamos anticipando
de sonrisa en sonrisa hasta la última esperanza?



¿Y qué?



¿Y qué me da a mí, a mí que he perdido mi nombre,
el nombre que me era dulce sustancia
en épocas remotas, cuando yo no era yo
sino una niña engañada por su sangre?


¿A qué, a qué este deshacerme, este desangrarme,
este desplumarme, este desequilibrarme
si mi realidad retrocede
como empujada por una ametralladora
y de pronto se lanza a correr,
aunque igual la alcanzan,
hasta que cae a mis pies como un ave muerta?


Quisiera hablar de la vida.



Pues esto es la vida,
Este aullido, este clavarse las uñas
en el pecho, este arrancarse
la cabellera a puñados, este escupirse
a los propios ojos, sólo por decir,
sólo por ver si se puede decir:



 ¿Es qué yo soy? ¿verdad que sí?
¿no es verdad que yo existo
 y no soy la pesadilla de una bestia?. 





Y con las manos embarradas
golpeamos a las puertas del amor.


 
Y con la conciencia cubierta
de sucios y hermosos velos,
pedimos por Dios.


Y con las sienes restallantes
de imbécil soberbia
tomamos de la cintura a la vida
y pateamos de soslayo a la muerte.
 

Pues eso es lo que hacemos.
Nos anticipamos de sonrisa en sonrisa
hasta la última esperanza.



Alejandra Pizarnik 







19 comentarios:

  1. Alejandra siempre me saca las lágrimas.

    Unas de alegría, otras muy tristes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sonora, eres íncreiblemente hermosa: por fuera y por los adentros.

      Pronto.

      Eliminar
  2. Y la sed, mi memoria es de la sed, yo abajo, en el fondo, en el pozo, yo bebía, recuerdo.

    Alejandra siempre con sed.

    Como tú

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como todos, Aida.

      Todos tenemos sed y deberíamos tenerla, rozarla, saciarnos.

      Peeero... a veces olvidamos que el agua es el cuenco de nuestras manos...

      Abrazos a todos.

      Nos vemos muy ya.... cuídate mucho.

      Eliminar

  3. Y con las sienes restallantes
    de imbécil soberbia
    tomamos de la cintura a la vida
    y pateamos de soslayo a la muerte.

    Pues eso es lo que hacemos.
    Nos anticipamos de sonrisa en sonrisa
    hasta la última esperanza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi dulce Ann.... la última esperanza, es la primera acción por lucharla y lucharse.

      Amen Corner, helado como el Natick Mall.... ¿no...?

      A punto de caramelo.

      Lo sé, debo responder aquello. Qué pereza.....

      Eliminar
  4. Sorbo a sorbo...llanto a llanto...carcajada a carcajada...orgasmo a orgasmo...

    Sólo así sé vivir la vida...desmenuzándola.

    ..."de sonrisa en sonrisa hasta la última esperanza"

    En trance

    Melibea

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí el "Trance" es el orgasmo místico:

      Quid pro quo que sólo se alcanza cuando la simbiosis de cuerpo y alma, antenpone para con el otro lo que deseamos para nosotros mismo.

      Sucede escasamente, una, dos, tres a lo sumo cuatro "veces" en la vida.

      La pena es que la inmensa mayoría se queda con el contador a 0.

      Quién lo siente, sabe de qué hablo.

      Deformación espiritual.

      Eliminar
  5. Escuece y ese dolor me gusta.

    Me gusta y duele.

    Lo sé.

    Y lo sabes... lo sientes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mo que vicio.....

      ....ni lo sé.

      Ni lo siento.

      Da la cara o dame la espalda.... debería reconocer el mapa o el callejeo de lo que me gusta doliendo... y duele gustando.

      La gata maulla... araña...

      Eliminar
  6. https://www.youtube.com/watch?v=jYIvbZ5MffU

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. https://www.youtube.com/watch?v=aAfylWv_uBc

      Eliminar
  7. Siempre telúrica, arrasadora.

    Me abrasan sus letras, como las tuyas tantas veces.

    Cuánta belleza hay en el dolor y cuánto dolor en ella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alejandra es una auténtica musa de los sentimientos, de las tinieblas y del azul.

      Junto a Ida Vitale, de cabecera.

      Prefiero a Alejandra a Valerianda y a Ida a las venidas.

      Luego ya llegan las avenidas y las riadas....

      Cuánta, Carles, cuánta....

      Eliminar
  8. ¿Y qué---?

    Ya te lo contaré... y....

    Qué ?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. https://www.youtube.com/watch?v=XcrPF6vD_Y4

      ....oído cocina.

      Atentamente, mis respetos Srta.

      Eliminar
  9. Pues eso es lo que no debimos hacer y nos hicieron.

    Nos dejamos de sonreír.

    Hasta la nueva esperanza...

    creo que Alejandra desearía que le diéramos la vuelta como a un calcetín.

    A ella le flojearon las piernas del corazón, los que quedamos debemos seguir caminando.

    Linda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, sincero apunte Marta.

      Y caminamos, y caminemos...

      Por cierto, el taller del 31 sigue ahí. Piénsalo, seguro que las dudas se te escapan bailando, caminando.

      Cuidaros mucho.

      Me encanta saberte de nuevo muy feliz.

      Besos, lindísima. Tan lindas dos....

      Eliminar
  10. Siempre nos quedará Alejandra.

    Gracias Icaro por tanta sutileza y amor por las letras y sus gentes

    ResponderEliminar