Los cuatro puntos cardinales son tres: el Norte y el Sur.

jueves, 22 de octubre de 2015

Aguacates a las Love Seeds

Ícaro



Nos conocíamos bien
pero nos perdonábamos.

Tú decías amar mi pelo largo

y esta costumbre de leerte versos

que por entonces creía memorables.

Luego fui demasiado complicada.

Teorizaba mucho

y no aprendía a cocinar.

En una palabra:

te faltaba el cariño necesario.

Todavía pregunto de qué cariño hablabas.

Qué revisión de causa te hizo creer

que el amor tiene fórmulas

y leyes postuladas por refranes.

Todavía pregunto de qué cariño hablabas

y me duele cambiarte por palabras

en esta noche

en que me siento

a teorizar conmigo

mientras afuera llueve

y tú

sentado ante la mesa de otra casa

esperas  el café

que una mujer

de pelo corto

te prepara.



Marilyn Bobes León

                                                  



Ícaro




                                                                I looked out this morning and the sun was gone
                                                                        Turned on some music to start my day
                                                                        I lost myself in a familiar song
                                                                        I closed my eyes and I slipped away

11 comentarios:

  1. Muchita sal y bien untado en aceite

    ¿No...?

    ñamñam

    ResponderEliminar
  2. Buena pinta, sí señor, con amor todo sabe más rico...

    ....otro de los mayores placeres de nuestra estirpe.

    ResponderEliminar
  3. El postre lo pones tú.

    Y los cafés una servidora.

    Las manos por encima del mantel.... si se puede, es.

    Besos bereberes

    ResponderEliminar
  4. Al amparo y al buen cobijo.

    La gran sombra.... el buen vino y la mejor cuchara.

    La máquina de escribir es una maravilla.

    Besos cielo

    ResponderEliminar
  5. Si me reencarnara me haría cocinero.... adoro las cucharas de madera, el pan compartido, las salsas neonatas, el toque mágico, el punto de sal, il dente de lo crujiente, la textura de los detalles y la vehemencia del paladeo...

    Os quiero bichossssssssssss

    Bon profit ¡¡¡

    ResponderEliminar

  6. A estas horas se me antoja un buen sostén....

    ....maulla el estómago.

    La poesía de Bobes es tan verdad como triste; tan alegre y esperanzadora como sui generis.

    Cierta pena, tan cierta la alegría.

    Besos Icaro, eres tan distinto....

    ResponderEliminar
  7. Pónganle la onomatopeya de un lobo estepario, hambriento... grande y minúsculo templo.

    Mis felicitaciones

    ResponderEliminar
  8. Eres un coñón Salva, me encanta tu ácidez dulzona y lo de los puntos sobre las ies....

    ¿Gustas....?


    Oiga, de vicio....

    ResponderEliminar
  9. Una cocina es el templo del amor, me encanta esta entrada. Bellísima.

    Un abrazo fuerte Ícaro

    ResponderEliminar