Los cuatro puntos cardinales son tres: el Norte y el Sur.

miércoles, 4 de noviembre de 2015

Z (1969)



Conocido por Costa-Gavras, este gran director griego va caminando lentamente hacia los 80 años, su vida ha sido el cine de denuncia total, como un francotirador, en su medida, contra el fascismo, las dictaduras militares totalitaristas, contra las injusticias sociales, contra la poderosa Iglesia, contra elementos estatales como la C.I.A., contra las dictaduras de las poderosas mafias financieras, no ha tenido temor de nada y a buen seguro que se ha granjeado muchísimas enemistades, no todas sus películas han tenido el éxito esperado, ni su público es un público de masas. Pero con mí escrito quiero dejar notorio mi admiración por todo su trabajo. El tiempo pasa y aunque quizás de diferente forma la historia siempre tiende ha repetirse.

Este el motivo de mí crítica a su excelente película “Z”, el éxito y la repercusión internacional supusieron una clamorosa condena a la Junta de Coroneles que por los años 65 gobernaba Grecia. La película de Gavras estuvo prohibida hasta 1.974 en nuestro país, pero con el paso del tiempo se ha convertido en un auténtico hito, que marco a toda una generación y por el que aún hoy sigue siendo recordada. Es la única película en la que se advierte de que “cualquier parecido con la realidad no es fruto del azar”, y en su breve pero devastador epílogo se muestra la sinrazón y catadura moral de las dictaduras. La cinta trata cuestiones que tanto en su momento, como hoy en día, están de rigurosa actualidad: el asesinato político, el poder, la corrupción y la manipulación enfrentados a la justicia, así como la lucha por conseguir la libertad de expresión.


La música de Mikis Theodorakis, así como las magníficas interpretaciones de Yves Montand, Irena Papas, Jean Louis Trintignant, Jacques Perrín, Francois Perier, Renato Salvatori, etc., dan como resultado una película que despierta sensibilidades y conciencias, para la causa de la verdad y la justicia, todo lo cual no es poco dado los tiempos que vivimos y padecemos.




 



12 comentarios:

  1. La curiosearé siempre lo hago.... porque siempre ellas tienen algo que aunque escondido prenda.

    Ese duende.

    Un abrazo, nos vemos ya mismito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y nos dieron....

      (pónle la letra de Sabina)

      Un honor y un privilegio.

      Todo es duende y azul, basta con caminar....

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Cine Paris.

      Ahí la ví por primera vez.... con Alberto.

      Cómo pasan los años...

      ahora hay un intimisssssssssssssssim

      jajajajaja

      Eliminar
  3. Costa-Gravas es uno de los grandes del cine político, y Z posiblemente una de las mayores obras (enrevesada y compleja) de cine político y rebelde. Gracias por el peliculón que nos señalas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Sergio a ti por paladearlas....

      Costa-Gravas

      Un griego crecido en Paris....

      Z fue censurada por el regimen franquista.

      Nonononono

      Doooooooooooooooooo rouge....

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Salvador Allende haciendo cosquillas y tocando los ones al stablishment

      Eliminar
  5. Masterpiece. Majestic.

    Una joya bicho

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí.... las de madera.... siempre arden y nos dejan su perfume....

      Eliminar
  6. ¿¿¿ Z de Zahorí ???

    A ver si encuentras la mía...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre encuentro agua.

      Agua tibia, lustral.... naciente y bloom.

      Pero en de varear.... con las manos, con los dedos.... con las yemas.

      Eliminar