Los cuatro puntos cardinales son tres: el Norte y el Sur.

lunes, 13 de agosto de 2012

Eres y estás


...



Lo que no se puede desunir es lo que nos habrá de separar. Éramos cuatro.

Cuatro, y agua. Sal.

Y quedaremos, quedamos sólo dos.

He rozado tu mirada mojada.

Tus pies descalzos y secos, desnudos de ostentosos pasos y enjutos en huella eterna.

Me has contado chistes con los tirabuzones.

Y penas sin lágrimas.

Soy feliz. Porque eres y estás.

Y la grieta de la pared no era un sueño.... es un puente, o un charco, un papel doblado que esconde mil letras y un mundo.

Me pones siempre un vaso de agua en el aire.

Y un espejo sin corsé.

La gran broma final, es el principio del uno.

Ya no me pregunto.

Todo tiene sentido de tu mano.

La gran historia es nuestro barro. Agua y sal. 

Y escuece y duele, pero crece inexorablemente.

Es cierto, el lenguaje instintivo es lo único sincero que se entiende.

El papel sin doblez, las palabras sin necesidad, las letras sin cuentas pendientas, los silencios dialogantes.

Seguiré rozando tu mirada mojada y sonreiré, siempre sonreiré cuando sigas rozando lo mojado que está el suelo y el silbido.

Silbas con primor y alevosía.

Y me encaaaaaaaaaaanta.





...


Pero dentro, el alma nos suda los latidos. En las afueras el escepticismo ajeno es un diezmo, un puro y puto diezmo.

Amén.

Es maravilloso encontrarse y dormirse ante tu mirada.... estrecharse ante tus labios que sellan la paz de la guerra carnal y el sudario del relicario donde los pecados se enredan en las alas de la misericordia.... 

Oler tu hombro.

Comer de tus muñecas.

Buscar tus venas y mesar el pálpito de esa maraña de enredaderas bermellonas.

Mesar y oler, estrechar y lacrar.

Moldear los labios de la otra boca y embarrarse con el dedal de cera tibia.

Aglutinar y deglutar el aire y el espacio que antes.... partisano conjugaba pasado, que ahora humilde y sincero no juega al cara a la pared.

Dormir en la boca de tu vientre. Y soñar en el despertador que a ras de suelo juega a las cosquillas con Morfeo.

Despertar mientras la peonza, el little einstein y los picapiedra juegan en el carril bici.... y así mientras el mundo gira en la alfombra del sol, nosotros se la tendemos a la luna del sereno, a las persianas del poquet a poquet....

... a lo que sin bautizar, cautiva.

Cautiva de libertad, en cuerpo y alma.






1 comentario:

  1. Embelesa, todo me transporta al uno ese maravilloso y mágico número donde estaba marcado en alguna carta astral...
    Gracias...

    Elmmqmhoelv

    ResponderEliminar