Los cuatro puntos cardinales son tres: el Norte y el Sur.

miércoles, 8 de abril de 2015

Andrei Rublev (1966)











Andrei Tarkovsky explicó: "Un artista nunca trabaja en condiciones ideales. Si existieran, su obra no existiría. El artista existe porque el mundo no es perfecto. El arte nace de un mundo mal diseñado". Éste es precisamente el tema de "Andrei Rublev".

En su segundo largometraje, el cineasta ruso realiza la biografía de una de las figuras claves del arte de su país, Andrei Rublev, pero lejos de centrarse en sus logros o en el proceso creativo del pintor, Tarkovsky profundiza en sus dudas religiosas, su odisea existencial, analizando la etapa más dura, amarga y difícil del emblemático artista. El cineasta está interesado en las más profundas cuestiones del alma humana, en la desesperación del hombre, la duda existencial, religiosa y personal, y en las más desesperanzadoras luchas internas. 

El director soviético divide su película en siete capítulos de relativamente escasa duración en los que Andrei Rublev es más o menos protagonista, llegando en ocasiones a ni siquiera tomar parte de ninguna de las situaciones presentadas, pero cobrando especial relevancia en otras. En cada una de las partes, Tarkovsky arroja luz sobre la difícil vida del pintor, pero en las casi tres hora de metraje no sólo elabora una completísima biografía del artista ruso, sino que realiza un análisis concienzudo de la época, tanto en el aspecto político como en el religioso y social. El cineasta profundiza en cada tema con una facilidad pasmosa, en una exposición sobrecogedora de la barbarie de aquellos tiempos, el predominio del pensamiento religioso, la influencia de este en las personas y la lamentable e incierta vida de la clase baja, en amenaza constante.

"Andrei Rublev" es una cinta compleja, una obra maestra densa y profunda, un demoledor análisis del pensamiento humano tanto en el ámbito religioso como en el propiamente existencial, cargado de simbolismo, diálogos memorables y escenas metafóricas. El carácter lírico, casi poético de la obra de Andrei Tarkovsky conmocionó a Europa que supo apreciar el talento y la virtud de un auténtico genio, no ocurrió así en su país natal, donde la censura, en forma de numerosos recortes y retrasos en la exhibición de su obra, lo persiguió hasta su exilio.







El protagonista de la emblemática obra del cineasta ruso se ve desbordado por la maldad, el egoísmo y la crueldad humanas, negándose a pintar esa desesperanzadora pintura del Juicio Final en un mundo que ya de por sí era lo suficientemente descorazonador sin ella. Andrei ve con sus propios ojos la muerte, la violencia, la barbarie de su gente, de los seres humanos como él, que matan a sus propios hermanos. Esta visión genera en él una fuerte duda existencial que desemboca en la pérdida de su fe, de su esperanza en el mundo y en lo más allá de lo terrenal, que puede con su genio creativo, decidiendo dejar de pintar. Tarkovsky, como si de un cuadro se tratara, rueda en blanco y negro, pintando la Edad Media en Rusia de tonos grises oscuros, un paraje húmedo, sucio, lleno de lodo y cenagales, barro y lluvias, completamente anegado. 

En contraposición a estas deprimentes escenas, la Pasión que imagina Andrei, así como otras escenas en las que el polen o los copos de nieve revolotean en el aire, están iluminadas, radiantes, como si de un bello sueño se tratara, como si la maldad nunca hubiera puesto sus pies en aquel lugar. Andrei habla de la bondad del ser humano y del amor, firmes creencias que una vez defendió, cuando creía no estar equivocado. Sólo el llanto de un niño sin padre, un joven que cuando consigue el éxito no le sabe a nada, sino que ansía algo más allá de aquello, le hará encontrar, inconscientemente, el camino acertado, le dará las respuestas que busca, le dará el sentido a todo, aunque nosotros no lo veamos, aunque ni siquiera él lo entienda. Y entonces dará vida a la obra por la que será recordado.

La película es también una metáfora del director de su propio proceso creativo, ya que no es ningún casual que en su segundo largometraje (primero elaborado de forma independiente y no por encargo) cuente la historia de un artista talentoso que pinta guiado por su fe, por su talento, por su genio, y no por su bolsillo, fiel a sus principios, que pinta obedeciendo a su forma de entender el mundo y nunca contra lo que cree correcto o adecuado. El arte trasciende, y para Andrei Tarkovsky es una meta casi religiosa que merece el mayor respeto. 

"Andrei Rublev" es más que una película biográfica, mucho más que la historia de un individuo o que incluso una nación entera. Es la historia de una especie, la profundización en el alma humana, en lo que la compone. Una operación a corazón abierto del pensamiento existencial, de la duda de fe y la propia duda en la prosperidad y esencia del hombre. Habla de Dios, del pecado, de la vida, de la muerte, y a fin de cuentas, del ser humano. Profunda y dura, tan descorazonadora como optimista, tan maravillosa como amarga, es un placer perderse en la desgarradora belleza de cada uno de sus inolvidables y melancólicos fotogramas.





4 comentarios:

  1. Pecado pecado y pecado Fé fé y más fé

    La veré allende, regreso de Europa y me irán fantástico tres horas de confesión

    Thanks again ¡

    ResponderEliminar
  2. Antes que nada felicitarle por este espacio. Primoroso. Pero me acerco hasta esta entrada para darle mi más sincera enhorabuena por la selección cinematográfica que voy viendo que publica. En concreto Andrei Rublev es una película desconocida para el gran público pero que marcó un antes y un después en la historia del cine. Me dedico profesionalmente a la Industria Cinematográfica, y he de reconocer que leyendo su blog se diría que usted también conoce los entresijos y las figuras claves del séptimo arte. Un saludo afectuoso, Miguel Ángel

    ResponderEliminar
  3. Acojonante con perdón. Roza lo grotesco, lo extremo. Tarkovsky se merienda de un plumazo lo que de ortodoxa tiene la Iglesia. Y lo de humanos y siervos que somos los lacayos. Una locura o un circo. Genial film

    ResponderEliminar
  4. https://www.youtube.com/watch?v=6g-DkKDQ_5g

    Great Ícaro

    ResponderEliminar