Los cuatro puntos cardinales son tres: el Norte y el Sur.

martes, 10 de abril de 2012

Los hay


 Los hay que son más responsables que sus propios padres.


Los hay, que compaginan estudios y algún trabajillo para alcanzar su primera ilusión.


Los hay, que incluso ejercen de niñeramamádespistadaponiendolímites, mientras la matrona se hace las uñas.


Los hay, que saben perfectamente hasta donde llegan y se estiran los billetes y donde se funde la forja de la moneda.


Los hay, que saben escuchar.


Los hay, que saben para que sirve un destornillador sin cubitos.


Los hay, que del deporte levantan un puente que sobrevuela todo lo que la inmensa mayoría hipnotizadamente digiere.


Los hay, y estos son íncreibles que son quienes ponen paz entre papá y mamá.


Los hay, que hincan los codos para sacarse por orgullo lo que su pálpito no alcanza.


Los hay, que dejen a una anciana sentarse en el bus.


Los hay, que ayudan a los desválidos.


Los hay, que cooperan por amor al arte.


Los hay, que no pretenden llevar el mismo cocodrilo, ni la misma marca que todo suelo besa.


Los hay, que se refugian en el diálogo.


Los hay, y no los hay, de acuerdo.


Sin los primeros... los segundos, quizás, no sabrían valorar que el esfuerzo de unos pocos redunda en que todos acaban por cruzarse, encontrarse, enredadarse y saberse esa piedrecita que siempre avisa que el cristal se va a romper.


Todos, lo escuchamos alguna vez.


Todos.





No hay comentarios:

Publicar un comentario