Los cuatro puntos cardinales son tres: el Norte y el Sur.

jueves, 5 de abril de 2012

Moneda de madera fundida al sol

Yo todavía no conozco aquel lugar donde las monedas son de madera.


Cuentan, los que vienen de allí, que en ese recóndito escondrijo las utilizan no para apagar, sino para darse calor.


Se reunen alrededor de unos leños, en círculo y por las noches cuando el frío les aprieta, se entretienen en avivar el fuego, en compartir vivencias, en reirse de sus sombras, mientras el espejo del prójimo les refleja toda la veta de la franca mirada.


Cuentan que en ese lugar el trueque funde becerros de oro y que el tanto tienes se canjea por vales de palmas y palmeos.


Y aquí mientras, donde había financieras e inmobiliarias compran oros de baño, las goteras no pueden apagar la soledad de cada pequeño fuego.


Cuentan que los que llegan acaban por volver antes que sus monedas se empolven en el escaparate de acero de un mundo que gira entorno al astro rey.....


....el sol funde al oro, y a todo ciego que del valor acuñe su existencia.







No hay comentarios:

Publicar un comentario